Viernes, 9:00 de la mañana de camino al trabajo. Estás leyendo una entrevista al cantante favorito de tu amigo y, cuando terminas, no dudas en enviarle el link por WhatsApp. Y así, sin quererlo, has participado en el Dark Social.

Aunque este término suene negativo “social oscuro”, no es para tanto. Dark Social hace referencia al contenido web que es compartido en la web y que es difícil de medir por medios tradicionales. Esto produce una sensación a los negocios de estar perdiéndose lo que pasa en el mundo real con su marca.

El término fue creado en 2012 en un artículo de The Atlantic, en el que se analizaba cómo cada vez existían más fuentes de tráfico que no podían ser trackeadas, y por ello el tráfico de referencia no se podía medir o controlar.

El Dark Social no es más que una relación social de lo más primitiva. Las personas comparten entre sí contenido continuamente, y esto es porque ese contenido les gusta, es significativo y relevante para ellos. Lo nuevo es que ahora el medio por el que se comparte ha cambiado.

Aunque sea difícil de medir, el Dark Social puede formar parte de tu estrategia de marketing. Y es que, en la mayoría de las ocasiones, estas visitas vienen directamente de recomendaciones “tú a tú” y por tanto tienen una credibilidad y valor extras.

  • Aplicaciones de mensajería instantánea (como el WhatsApp del ejemplo de arriba). Este tipo de Apps son un canal directo y rápido de comunicación entre los usuarios, y en los últimos años han alcanzado una gran popularidad. Usamos estas aplicaciones para comunicarnos todo el tiempo y también para compartir contenido.
  • Contenidos compartidos a través de aplicaciones para móvil como Instagram o Facebook. Este se ha convertido en un medio común para compartir y recomendar contenidos, pero los enlaces que se comparten a través de ellas no suelen ser rastreables.
  • Usuarios que usan la navegación privada. Si un usuario cambia su ventana de navegación a “abrir ventana de forma privada” no podrás rastrear que es lo que ha buscado.

 

Cómo evitar el Dark Social:

  • Pónselo fácil a los usuarios para compartir. Si no quieres que tus usuarios actúen a tus espaldas, hazles la vida más fácil. Incluye botones para compartir en todos los contenidos de tu página “compartir en WhatsApp” o “compartir en Facebook”, lo más visibles y claros que sea posible. Así podrás analizar cómo se difunden tus contenidos a través de las redes sociales.
  • Acorta tus URL. Si quieres que tus usuarios usen tus URL, no les hagas copiar 100 caracteres cada vez. Cuánto más sencillas e intuitivas sean, mejor. Puedes usas un cortador de URL como bitly.com
  • Crea segmentos en Analytics. Las soluciones de analítica web suelen contar con muchas opciones para segmentar e identificar el tráfico. Consulta con un experto para buscar soluciones y verás cómo empezarás a controlar más tu Dark Socia.

Aún con todas estas estrategias, la mala noticia es que no hay manera de medir rigurosamente ni monitorizar estas conversaciones.

Un estudio reciente de Trinity Mirror en UK concluye que un 69% de los consumidores no confían prácticamente nada en la publicidad  y un 42% desconfía de las marcas en sí. Nuestra recomendación es apostar por construir una amplia red de embajadores, el Influencer Marketing está a la orden del día, y puede llegar a ser más efectivo que cualquier otra estrategia de marketing.  Asegúrate que la red que creas tenga un vínculo sincero y emocional con tu marca, no una simple relación de publicidad remunerada para hacer así que el consumidor confíe.

En Bendito Dilema ofrecemos un servicio completo de Web y Redes Sociales, para que no tengas que preocuparte de estos asuntos en tu negocio 😉