El Email Marketing es una técnica de comunicación que se utiliza para atraer a potenciales clientes a través del mail. Esta técnica, alcanza un ROI de 4.300% (más de 30 euros de retorno por cada euro invertido), siendo hasta 40 veces más efectivo que las redes sociales para captar clientes. Con una inversión muy baja, se pueden alcanzar muy buenos resultados, pero hay que saber aprovechar su potencial.

El problema de esta estrategia, es que los usuarios recibimos más información al día de la que podemos consumir; esto significa que solo prestaremos atención a aquella que más nos atraiga y se adapte a nuestras necesidades.

Estos son algunos consejos que te damos para escribir una buena newsletter:

  1. Escoge una buena línea de asunto

El primer reto es conseguir que nuestros suscriptores abran tus emails para alcanzar una buena tasa de apertura, y esto depende del atractivo de tu asunto.

En este apartado, una buena segmentación es clave. Que tus lectores perciban que los contenidos están seleccionados para ellos y no están recibiendo contenido masificado. El lenguaje debe ser cercano, que conecte con el usuario. Para ello, puedes ayudarte de algún Emoji, que además destacará en la bandeja de entrada del mail, y tener cuidado con el uso de mayúsculas y exclamaciones, ya que puede resultar agresivo.

  1. Cuida el diseño

No redactes, diseña tu mail. Las personas ya no leen, sino escanean. Por lo tanto, hay que hacer el correo lo más visual posible. Añade una imagen, y de forma puntual negrita, párrafos, listas. Pero, ten cuidado, los mails donde predomine la imagen sobre el texto pueden ser categorizados por los servidores de correo como publicidad y entregados en la pestaña de promociones, lo que sin duda afecta negativamente al open rate.

Aquí debes analizar qué diseño se adapta más a tu contenido, aunque lo cierto es que tanto el open rate como el CTOR suele ser mayor en aquellos mails donde el texto predomina sobre la imagen.

  1. Contenido

Has de tener en cuenta que tu suscriptor te ha permitido enviarle emails, esto quiere decir que quiere saber sobre ti y tus novedades. Por ello, la opción más adecuada es compartir los últimos contenidos publicados.

Pon el contenido más importante en primer lugar para que los usuarios puedan hacer una preview de tu email incluso antes de abrirlo, y ten en cuenta que los mails largos, echan mucho para atrás. Cuenta lo esencial, e inserta un hipervínculo para aquellos que quieran más información.

  1. Frecuencia de envío

La frecuencia con la que enviarás tus newsletters dependerá de tu capacidad para generar contenidos. Por lo tanto, no envíes una newsletter si no tienes nada nuevo que compartir porque será información sin utilidad para el usuario.

En definitiva, tu newsletter debe conseguir las 4 ramas AIDA: Atención (Attention), Interés (Interest), Deseo (Desire) y Acción (Action) y ¡a por tu nueva estrategia de email marketing!

En Bendito Dilema, somos expertos en comunicación y podemos ayudarte si tienes un negocio y quieres llegar a más usuarios.