La red social por excelencia de la Generación Z cuenta ya con el 41% de la población joven de Estados Unidos entre sus usuarios. Snapchat ya lleva tiempo integrándose en la estrategia de branding de las empresas que tienen claro que la nueva generación comprará marcas con las que se identifique y de las que se sienta orgulloso de difundir.

Sus ventajas en una estrategia de marketing de contenidos

Lo más importante es pensar si tiene sentido utilizar la aplicación en la empresa. Saber medir el éxito en Snapchat no es tarea fácil, en primer lugar porque carece de las avanzadas métricas que, por el contrario, sí están en redes sociales como Facebook, donde hay posibilidad de evaluar el engagement y dirigirse a un target concreto. Además, hasta hace poco, no había anuncios como tal en Snapchat.

Las estadísticas dicen que los snapchatters tienen entre 14 y 24 años y que son, además, muy activos generando contenido. Mientras que en Facebook menos de la mitad de registrados actualiza su perfil cada día, el 65% de jóvenes en Snapchat sube fotos y vídeos a diario. Lo que importa aquí no es tanto cuántos usuarios hay registrados, sino lo involucrados que están en ella.

Para que una estrategia de contenidos tenga éxito en la aplicación, es imprescindible entender sus particularidades, ya que es un híbrido entre una red social y una aplicación de mensajería instantánea. Dado que los snaps se autodestruyen después de 10 segundos, los mensajes deben ser muy directos, creativos, breves y persuasivos. El tiempo es crucial en Snapchat, así que las llamadas a la acción son imprescindibles. Su inmediatez, así como la facilidad para crear fotos y vídeos, hacen que sea rápido generar contenidos con emojis y textos con mucha frecuencia sin necesidad de planificación. Las posibilidades de sorprender a la audiencia son ilimitadas si se es creativo.

Este entorno tiene mucha utilidad para la venta de productos. Crear expectación antes de sacar novedades al mercado, o lanzar promociones flash y descuentos exclusivos para determinados usuarios cobran mucho sentido aquí.

Adolescentes en Snapchat

Cómo lo utilizan las grandes empresas

Como decíamos, el uso más extendido es el de llevar a cabo estrategias de promoción de productos que van a salir al mercado. Sin embargo, las posibilidades que ofrece a las marcas son muchas y muy variadas. Algunas grandes empresas hacen uso de Snapchat para difundir lo que ocurre “detrás de las cámaras” y transmitir su cultura corporativa. Es posible hacer partícipes a los usuarios e incentivar que difundan los productos y servicios. Por ejemplo, Starbucks creó un lente específico para las fotos hechas con sus Frappuccinos, lo que provocó que los consumidores enviaran estas divertidas fotos a sus amigos, multiplicando la audiencia a la que en un principio se alcanzaba.

Según un estudio, más del 70% de los jóvenes estadounidenses abriría un snap de una marca que ya conociesen. Con estos datos en la mano, McDonald’s se encargó de aumentar su engagement en las redes que previamente tenía para enviar después mensajes a sus usuarios de Snapchat. Introdujeron un nuevo producto, la hamburguesa Bacon Clubhouse, y una fecha de lanzamiento con mensajes interactivos en exclusiva para sus seguidores de Snapchat. La cadena de restauración comprendió el poder de interactuar con cada persona individualmente, y supo crear un conjunto de mejores seguidores pendientes de su actividad, quienes además se convirtieron en embajadores de la marca, algo que en otras redes habría sido complicado.

Dado que las conversaciones son privadas, las empresas han comenzado a utilizarla como medio para prestar sus servicios de atención al cliente.

Snapchat quiere alcanzar a Facebook y Google

Los usuarios llevan siendo difusores de las marcas desde que Snapchat implantara los geofiltros, los cuales permiten añadir filtros elegidos por la marca en las fotos tomadas en una localización determinada. Pero Snapchat no se quiere quedar ahí. En cuestión de semanas ha lanzado una serie de novedades para crear un entorno más seguro para los anunciantes.

A partir de ahora, Snapchat mostrará snap ads, vídeos publicitarios de 10 segundos que podrán aparecer en las transiciones de las historias de los usuarios. La aplicación ya está vendiendo impresiones a los anunciantes para un determinado público objetivo, basado en sexo y edad. Si el anuncio interesa, se puede acceder a la web o a un artículo con solo deslizar el vídeo. Snapchat ha comprado una startup que permitirá a la aplicación colocar publicidad según el lugar en el que se encuentre el usuario.

Además, Snapchat ha creado una nueva modalidad de historias, mucho más sociales, en las que los amigos pueden participar modificando o añadiendo lo que deseen.

Con estas acciones, Snapchat pretende competir principalmente con Facebook, líder de la publicidad segmentada en redes sociales.