Hoy en día la competencia entre las empresas en un mercado saturado por impactos publicitarios a nivel online y offline cada vez se asemeja más a un combate de boxeo, aunque en ocasiones más bien parece una lucha libre donde reina el todos contra todos y parecen servir todo tipo de llaves y artimañas.

Al igual que en el boxeo, es importante saber con quien puedes “pelear” y con quien no. No tiene sentido que un servidor combatiese contra un campeón del mundo de super-pesado, el resultado sería de sobra pronosticado por todos, K.O técnico. Por tanto una de las primeras claves es identificar a los competidores reales, si yo tengo una humilde tienda de ropa en el barrio está muy bien que me fije en el modelo de negocio de Inditex, pero de ahí a querer competir hay un trecho.

Aquí 10 consejos que harán que tu empresa salga victoriosa:

1º Déjate asesorar:

Los grandes campeones siempre tienen un buen staff técnico que les acompaña y que les ayuda a pulir sus errores y a potenciar sus ventajas. Es el caso de las empresas, son las Agencias de Marketing y Publicidad quienes les ayudan a encontrar sus puntos fuertes para lograr sus objetivos.

2º Haz que tu empresa saque músculo:

Pongamos el ejemplo del gimnasio, si yo voy sólo un día al mes, lo único que conseguiré serán unas buenas agujetas, pero si tengo constancia y me planteo un buen planning de entrenamiento que siga a rajatabla tendré por seguro que obtendré los resultados deseados.

Con las empresas pasa lo mismo, si son constantes en sus comunicaciones, publicidades, redes sociales, etc, a la larga obtendrán los resultados buscados (Notoriedad de marca, mayor difusión, notoriedad de sus productos, etc,)

3º Estudia a tu rival:

Siempre es importante conocer los puntos fuertes de tu rival, así como sus debilidades. Analízalo, pregúntate por qué hace las cosas, cómo las hace, a que clase de clientes vende, por qué vende esos productos y de esa manera, en que medios se anuncia, etc. Estas preguntas te darán pautas que te ayudarán en tu estrategia de comunicación y a elegir el camino acertado.

4º Quien pega primero pega dos veces:

Si consigues impactar a tus clientes potenciales con una buena campaña o una buena oferta antes que tu competencia, será tu empresa la que será recordada y no tu competencia, así que ya sabes… Toca pegar primero.

“La rapidez es la esencia de la guerra”

Sun Tzu “El Arte de la Guerra”

5º Respeta siempre a su rival:

Nunca debemos practicar “El todo vale” hay que competir pero hay que ser deportivos, jamás nos enfrasquemos en campañas de desprestigio hacia nuestro competidor o hablemos mal de él. Al final esa publicidad negativa se puede volver en nuestra contra como si de un boomerang se tratase.

6º Lo mismo no vale para todos

Al igual que los púgiles no todos los clientes son iguales. Así que debemos adecuar nuestro tono de comunicación a nuestro público objetivo. Analicemos los comportamientos de nuestros clientes: qué leen , qué ven en la televisión, qué se compran y por qué. Cuanto más información sepamos acerca de ellos, nos permitirá plantear una estrategia creativa que nos haga dar en el clavo.

Aunque suene raro, hay que mencionar que existen muchas empresas que creen que conocen a sus clientes cuando en realidad no es así. Realiza este ejercicio y te sorprenderás lo que aprenderás de tu clientela.

7º Cambia de táctica pasado un tiempo.

Si una estrategia funciona, está bien que continuemos con ella, pero no debemos dormirnos en los laureles, eso nos hará ser previsibles y aburriremos a nuestros seguidores. Por esa razón siempre debemos de estar en continua evolución y tratando de comunicar nuestros productos y servicios de una manera novedosa. Podemos mantener nuestra estrategia pero modificando sus tácticas.

8º Busca el apoyo de la gente, te darán fuerza.

Una buena estrategia de comunicación nos puede dar popularidad y lograr que nuestros productos se vendan más. Que se refuerce nuestra imagen de marca y que se hable de nosotros.

Así que recuerda, no peleas sólo, la gente te ayudará a permanecer en pie y te seguirán en tu camino hacia el éxito siempre y cuando no les falles. Escucha sus sugerencias, quejas y reclamaciones puedes aprender mucho de ellas.

9º Aprende de tus errores

Cuando una campaña no funcione de la manera adecuada, debemos de estar atentos para analizar el por qué. Hoy en día las campañas online nos permiten monitorizar y saber con exactitud el impacto que han tenido. De esta manera sabemos si estamos actuando con la estrategia adecuada o si por el contrario debemos realizar cambios en ella. Siempre debemos de tratar de aprender de nuestros errores para no volver a repetirlos.

10º Una retirada a tiempo es una victoria

Cuantas veces hemos visto a empresas enfrascadas en sus guerras de precios o del 2×1. Intenta huir de eso, a la larga sólo llevará a una depreciación del producto y la imagen que nuestros clientes tienen de él. En estos casos es mejor no “entrar al trapo” nuestra competencia creerá que ha ganado la batalla, pero la guerra aun está por librar.

Así que ya sabes pon en práctica estos breves consejos y a darle caña.